ana_galan_entrevista_02

noticias

Socia del mes de junio: Ana Galán

Entrevista de la socia del mes de junio

Hoy tenemos la ocasión de poder conocer de cerca a nuestra compañera Ana Galán, actriz y directora con un largo recorrido en el mundo de la interpretación. 

¡Os dejamos con su entrevista!

Quién es Ana Galán?

Una mujer artista aceitunera pirenaica risueña y optimista, así, todo junto, Jajajajaa. Me considero una persona sencilla, me gusta juntarme con mis amig@s y familia, la montaña, todo lo que esté relacionado con el arte, la adrenalina que experimento en el escenario, delante de la cámara o al involucrarme en un nuevo proyecto y, sobre todo, me encanta volver loca a mi cabecita analizando una obra en verso de Siglo de Oro o una película de Christopher Nolan.

Soy una aventurera, literal y metafóricamente; me gustan los retos que la vida me pone en el camino y me siento una afortunada por haber conocido los lugares donde he vivido, tener las experiencias que he tenido, conocer a gente tan maravillosa como la que he conocido y poder dedicarme a lo que un día de pequeña soñé.

 

¿A qué te dedicas? (dentro del audiovisual)

Soy actriz, me he formado en interpretación y es con lo que más disfruto; construir el personaje y darle vida, pero también me llama muchísimo la atención otros oficios de la profesión. He trabajado como ayudante de dirección, scrip y docente. Los años de experiencia en teatro y el ajustar el poco presupuesto a los proyectos hace que aprendas un poco de cada oficio que forma parte de la creación del montaje.  Y es enriquecedor, porque así descubres nuevos puntos de vistas que despiertan tu interés.

 

¿Qué te une a Jaén?

A Jaén mi une todo, mis raíces, mi familia, mi pasado y mi presente, es aquí y ahora donde se desarrolla mi vida. Con 19 años marché buscando alcanzar mi sueño de ser una gran actriz y con la idea de no volver. Pero la vida nos sorprende, nos hace aventureras, y tras haber pasado por Córdoba, Sevilla, Madrid, el Pirineo, Zaragoza y Teruel, quince años después volví, no sé si grande, pero con la profesión de actriz, y en mitad de una pandemia. Y mi tierra y su gente me recibió con los brazos abiertos, siendo generosa conmigo y regalándome estos cuatro años llenos de proyectos y amig@s que no cambiaría por nada.

Ana Galán junto a Aníbal Soto en el rodaje de La sombra del quebrantahuesos.

¿Cuándo o cómo descubriste tu vocación por el audiovisual?

Mi vocación de actriz comenzó como la mayoría de mis paisan@s haciendo teatro de niña con Teatro La Paca y con el grupo universitario Mamadou. La experiencia vivida en éste último me hizo dar el paso de estudiar interpretación en la ESAD de Córdoba. Y fue ahí, donde realmente me di cuenta lo que gustaba y disfrutaba con ello, porque después de tres años de bachillerato insufrible, saltaba de la cama cuando el despertador sonaba a las 7 de la mañana para ensayar esgrima o alguna escena antes de entrar a clase.

Me he dedicado más al teatro porque la esgrima escénica, el Siglo de Oro y el teatro físico me ha llamado siempre mucho la atención. Y es justo por ello por lo que me empezó a interesar el audiovisual. Fue cuando comprendí que toda la técnica o metodología en la que me apoyaba para realizar el tipo de teatro que hacía tenía que reducirla un 99 % delante de la cámara. Y ahí estaba el reto: expresar la misma emoción con la misma intensidad a través de todo el cuerpo, en teatro gestual, y con solo una mirada, delante de la cámara.

 

Háblanos de algún proyecto en el que hayas trabajado que recuerdes con especial cariño y orgullo

Todos tienen algo especial, algo mágico, ya sea el equipo, la historia, el personaje, las localizaciones… Pero hay un proyecto que para mí fue un antes y un después y fue por la experiencia que me aportó trabajar desde el puesto en el que lo hice. Fue con el rodaje del primer capítulo de la serie “La cuarta Bestia” dirigida por Luisje Moyano (compañero y gran director al que aprecio y admiro), en el que trabajé de ayudante de dirección junto con mi querida Elena de Urda. Fue en ese rodaje donde fui consciente por primera vez de lo que era todo el gran equipo que componía un rodaje de esa envergadura: la organización previa e in situ y la comunicación entre todos los profesionales de diferentes oficios dentro del mismo proyecto. Fue una experiencia que me aportó muchísimo profesionalmente, ampliando mi punto de vista más allá de la interpretación como actriz, y personalmente, empatizando, comunicándome y poniéndome en el lugar del otro.

Y como actriz, resaltaría la experiencia vivida en otro proyecto, también dirigido por Luisje Moyano, el largometraje “La sombra del quebrantahuesos”. Mi personaje tenía solo una secuencia, era un día de rodaje y un compañero de escena, el gran Aníbal Soto. La escena trataba de un matrimonio que ha desgastado tanto su amor con el paso de los años que lo único que tienen en común es el odio mutuo y los reproches que nunca se han dicho, hasta ese momento. El rodaje fue intenso, en el set solo se escuchaban nuestras voces y la de Luisje, conectamos con nuestra interpretación y el odio estaba presente. Cuando terminamos la última toma nos dimos un abrazo inmenso para devolvernos toda la energía bonita que nos debíamos. Fue increíble, es ésta la magia de la interpretación, cuando un compañero es generoso e interpreta para ti, juega contigo, así el juego es recíproco .

 

¿En qué proyectos andas últimamente? ¿Qué está por venir?

Actualmente estoy inmersa en proyectos teatrales, comencé 2024 con el estreno de “La Enferma Imaginaria” de Luisje Moyano y riendo sin parar junto a mi compñaero Pedro Jime-Vallejo, he continuado dirigiendo, por cuarto año consecutivo, el grupo universitario Mamadou, este año acompañada por Carlos Aceituno en “Tartufo” y cerraremos el verano con el estreno de “Anya, la verdadera historia de Anasatasia” de  LoKlaro Entertainment. En audiovisual estuvimos el preestreno de la “Sombra del quebrantahuesos” y hay pendientes otros estrenos, tanto de largometraje como de cortometraje. 

¡Y están por venir muchos más nuevos proyectos! Tengo la gran suerte de contar con grandes compañer@s con l@s que trabajo y nos proponemos proyectos mutuamente, teatrales y audiovisuales, así que alguno se planifica fijo.

 

¿Cómo te ves en 5 años?

¡Espero que trabajando! Liada con ensayos, funciones, talleres, formación, rodajes, estrenos, planificando nuevos proyectos… En definitiva, haciendo un Tetris día a día para poder compaginar la vida laboral con la profesional, vamos, como ahora, pero con un poquito más de dinero para no dedicarle mi tiempo a otros trabajos como hostelería o la aceituna para llegar a fin de mes. Vivir de esta profesión ya es bastante difícil y si dentro de 5 años puedo seguir disfrutando cada día haciendo exclusivamente lo que más me gusta en el mundo, eso ya es un objetivo cumplido.

En el rodaje de La Cuarta bestia, junto a Luisje Moyano.

¿Algo que sientas que tienes aún pendiente de hacer en el audiovisual?

¡Todo! Llevo más de veinte años en el escenario, pero poquito en el audiovisual así que me queda mucho por aprender y por hacer. Lo que más me gusta al interpretar un personaje es su construcción física y psicológica, transformarme en otra persona totalmente diferente a mí, y experimentar su evolución a lo largo de la historia. Me encantaría trabajar así en un largometraje y mostrar el recorrido de ese personaje, transmitir su crecimiento o transformación, hacer una interpretación de esas que no te reconocen al principio y mucho menos al final.

 

¿Cómo ves el sector en Jaén?

Mis compañeras y compañeros de Jaén, tanto del teatro como del audiovisual, llevan muchos años luchando para que la CULTURA en Jaén se escriba con letras mayúsculas y todo lo que han conseguido hasta ahora ha sido gracias a su esfuerzo y trabajo. He vivido muchos años fuera y siempre me he enorgullecido del trabajo de tod@s, y al volver a mi tierra han sido generos@s conmigo. Hay creadoras/es con magníficas ideas y con un talento extraordinario, profesionales de todos los sectores y las mejores localizaciones que una película, serie o cortometraje puedan tener. El problema creo que es el de siempre, el económico, hay que darle mil vueltas al proyecto para recortar el presupuesto al máximo, pedir ayudas que en lugar de ampliarlas las reducen o directamente eliminan.  Tenemos que seguir empujando junt@s, apostando por lo nuestro, haciéndonos escuchar más allá de la provincia.

 

¿Cuál crees que es la importancia de asociaciones como la nuestra?

La existencia de una asociación como Jaén Audiovisual es tan importante como el montaje de una película. La asociación nos unifica a todos los profesionales, nos recoge, y el impulso es mucho mayor si lo hacemos junt@s que si lo hacemos de forma individual. Es generoso y enriquecedor el diálogo y el intercambio de comunicación que mantenemos. Unid@s somos más fuertes para mover nuestra energía.

 

¿Te gustaría acabar esta entrevista con algún mensaje, propuesta, llamamiento o reivindicación?

Quiero daros mil veces las gracias por la labor que hacéis desde la asociación. Fui vocal y sé el esfuerzo que conlleva estar apostando con nuevas ideas, planificar reuniones y estar activ@ en todo. ¡Lo estáis haciendo fantástico! ¡Salud, amor y mucho cine!

En el rodaje del largometraje Camino de la suerte, dirigida por Antonio Alonso, junto a Tito Valverde, Cristóbal Guerrero Santisteban, Amada Santos y Oliver Gil

¡Gracias por colaborar y dejarnos conoceros un poco más! Cada anécdota, logro y obstáculo compartido es una oportunidad para aprender y crecer. Le deseamos lo mejor a Ana, estaremos pendientes a sus futuros proyectos, que seguro que no tardarán en llegar.

Por nuestra parte, queremos agradecer vuestro apoyo y seguimos trabajando para mejorar.

¡Un abrazo!

Etiquetas :

Comparte :