antoñoli

noticias

Entrevista al realizador Antoñoli Padilla

Antonio Padilla, «Antoñoli», como todos le conocemos, es uno de los realizadores audiovisuales más activos de Bailén. Comenzó como la mayoría, haciendo cortometrajes, y actualmente es uno de los artífices de PDICIENCIA, un programa de divulgación científica en Youtube impulsado por la Asociación AFAMP, que acumula varios premios y reconocimientos.

Llevas en el sector audiovisual desde 2010, cuando fundaste tu productora El Cuarto Verde. ¿Cómo te dio por entrar en él?

Siempre me ha gustado contar historias, pero a menudo se quedaban en el cajón. El Cuarto Verde existió físicamente (la primera habitación a la derecha de casa de mis padres), y fue allí donde inventábamos las historias junto con mis amigos de la infancia. Uno de ellos, Diego Cabrera, aún sigue a mi lado, trabajando mano a mano en cada uno de mis proyectos. Me hizo especial ilusión que el primer premio que recogimos con nuestra opera prima, Flecher&Munson, fuese para él por su aportación en el sonido.

En realidad, la puerta del sector se entornó cuando Pedro Lendínez y Rafa Delgado escucharon la historia que había detrás del guión de Flecher&Munson, y decidieron entregarse en cuerpo y alma, y casi sin medios rodamos el corto con ayuda de unos amigos. Pero la puerta, que era de esas puertas de seguridad que no se abren a la primera, no se abrió de par en par hasta el día que “asalté” en el pórtico cultural de las fiestas de Bailén a Rafa Cabrera, y de su mano fui entrando poco a poco.

¿Qué tipo de historias te gusta narrar a través del medio audiovisual?

Básicamente, los temas de los que hablo en mis primeros guiones están muy relacionados conmigo, es decir, la semilla sale de dentro de mí. Quizás ha habido una evolución desde Flecher&Munson y Azul+Blanco, y ahora me gusta contar historias que hay también a mi alrededor. Estos dos guiones están impresos directamente a papel desde mi experiencia personal, y me encanta poder compartirlos con el mundo. Por lo demás, hay un pequeño departamento en mi cabeza que está trabajando continuamente en modo cine. No sé si es un defecto o una virtud, pero sí sé que es una realidad que me hace llevar encima un boli y un papel para ir anotando las ideas y posibles historias que se generan en esa área de mi cerebro.

También tengo la suerte de compartir siempre en primer lugar estas historias con Tatiana, mi mujer y revisora particular de todos mis guiones, que se encarga de elevar un borrador de guión a una versión definitiva.

Antoñoli «canta» claqueta en el rodaje de uno de sus cortometrajes

Cuéntanos alguna anécdota del rodaje de tus cortos.

En los rodajes siempre hay situaciones graciosas y/o embarazosas, pero nunca se me olvidará una que ocurrió en el rodaje de Azul+Blanco. Estábamos preparando un plano en movimiento con una grúa a unos tres metros de la baranda de la presa de Baños de la Encina. Pero Alfonso Cobo, un aventurero de El Cuarto Verde que se presta a todo, se empeñó en colgarse de la presa con su arnés. Después de un buen rato intentando que entrara en razón para que desistiera de esa mala idea, conseguí convencerlo de que bastaría la grúa para conseguir el plano que buscábamos. Y entonces llegó un todoterreno de la Guardia Civil Forestal para informarse de lo que allí estaba ocurriendo. No me quiero ni imaginar dónde hubiésemos acabado si mi poder de convicción no hubiese funcionado, y esos amables guardias se hubieran encontrado a Alfonso colgando de la presa.

En Bailén tenéis un festival de cine que este año celebrará su 8º edición. ¿Has notado más movimiento audiovisual en tu localidad a raíz de su creación?

La ciudad de Los Ángeles la fundó el Bailenense Felipe de Neve, por lo que tarde o temprano era de recibo tener nuestro particular «Hollywood”. El festival de cine nació de la mano del movimiento audiovisual que ya había por aquella época en Bailén. Gracias a Isa Merino y Rafa Cabrera, muchos aficionados al cine pudimos realizar nuestros cortometrajes y mostrarlos en este festival. Después, el Área de Cultura del Ayuntamiento de Bailén supo gestionar la organización del festival, abriéndolo en su última edición al ámbito nacional. Tras siete ediciones, la sección de Cortometraje Local sigue siendo un autentico éxito. La evolución del festival no deja indiferente: desde tener una sola sección local en su primera edición hasta la introducción de la sección de Violencia de Género y de Discapacidad.

También se ha fomentado este mundo audiovisual desde el consistorio con la organización de talleres de realización de cortos, talleres de interpretación, etc. Quizás lo más característico de la influencia de este festival no sea el aumento de movimiento audiovisual, que lo ha habido, sino el haber normalizado la escena de ver por la localidad a un grupo de “gente rara” con cámaras y pértigas grabando por la calle, y transmitir el valor añadido de que las producciones audiovisuales generan un ocio diferente a los jóvenes. Larga vida a “Bailén de Cine”.

Antoñoli junto a otros realizadores de Jaén Audiovisual que también resultaron premiados en la VI edición del festival Bailén de Cine

¿Te dedicas 100% a este sector o lo compaginas con otro trabajo?

Lo mío con el cine es una relación de amistad, pero no tenemos ningún compromiso adquirido. Lo podría definir como un hobby que en los últimos años se está desarrollando con gran intensidad. Actualmente trabajo en AFAMP, Asociación de Familiares y Amigos de Personas con Discapacidad Intelectual, como técnico de gestión administrativa y responsable de comunicación. Una cosa de la que me siento muy orgulloso es de haber contagiado esta afición a esta gran familia, gracias a los talleres que llevamos realizando desde el año 2015, en los que han participado, entre otros, la gran Ana Lucía Aguilar, o nuestros compañeros Rafa Cabrera, Pedro Lendínez y Arturo Martínez. A la misma vez que haber contribuido al nacimiento de PDICIENCIA, el proyecto estrella de la entidad.

Háblanos de PDICIENCIA. ¿Cómo surge este programa y quién está implicado en su realización?

PDICIENCIA es un proyecto de ciencia inclusiva donde las personas con discapacidad intelectual (PDI) divulgan ciencia de una forma divertida y adaptada a todos los públicos, a través de un canal de Youtube. El proyecto surgió cuando se cruzaron en el camino la productora YEYES FILMS, producto del taller de producción audiovisual organizado por AFAMP, el taller de creatividad del director de PDICIENCIA, Diego Ortega Alonso, y la productora local Entresueños. Esto, unido a la necesidad de obtener una herramienta innovadora de sensibilización que nos muestre las capacidades y habilidades de las personas.

En el proyecto trabajamos en la actualidad 11 personas, con y sin discapacidad, entre equipo artístico y técnico. Hasta el momento hemos publicado 9 programas con contenidos científicos de diversa índole, y tenemos planificados otros tantos para este año. Desde abril tenemos un nuevo fichaje, Arturo Martínez, que se encarga de formar a más personas en el manejo de herramientas audiovisuales, para que se vayan incorporando al proyecto.

PDICIENCIA ha tenido varios reconocimientos. De hecho ayer mismo recogisteis un premio en Madrid.

En el poco tiempo que llevamos realizando el programa, sin duda el mayor reconocimiento es la buena acogida que hemos tenido por parte del sector de la ciencia y la comunicación científica. En este año de vida hemos visitado el Instituto de Astrofísica de Andalucía, la Universidad Autónoma de Madrid, incluso la Agencia Espacial Europea. Hemos podido entrevistar a dos premios Príncipe de Asturias e invitados a varios congresos de ciencia, además de celebrar nuestro puesto de finalista en el Festival Internacional de Cine y Discapacidad de Barcelona (Festival Inclús).

A comienzos de 2018 llegaron reconocimientos en forma de premio y subvención, de la Fundación Universia y la Fundación Española de Ciencia y Tecnología (FECYT) respectivamente, que nos permiten afianzar el proyecto y asegurar su continuación hasta marzo de 2019.

Y efectivamente, ayer tuvo lugar el acto de entrega de los XXIII Premios de Internet, organizados por la Asociación de Usuarios de Internet, que tienen por objetivo reconocer aquellas iniciativas, personas u organizaciones que más se han destacado, durante el año previo a su entrega, en el buen uso de Internet y las nuevas Tecnologías. PDICIENCIA era finalista en la categoría de Emprendimiento e Investigación / Innovación Social, y ayer resultó ganador. Con mucha alegría recogimos el premio en el Espacio de la Fundación Telefónica.

Los premiados en el Día de Internet

¿En qué proyectos trabajas actualmente?

Actualmente, desde AFAMP estamos trabajando simultáneamente en dos proyectos audiovisuales. Por un lado Existencias, que está en fase de postproducción. Es un documental en colaboración con el IES María Bellido de Bailén donde alumnos, docentes, personas con discapacidad intelectual y sus familiares, responden a las mismas preguntas, tratando temas como el amor, la libertad, la guerra, el odio, el respeto, etc. En definitiva, temas que nos permitirán extraer conclusiones acerca de las inquietudes y necesidades de los seres humanos. Es un proyecto de inclusión social en el que surgirán amistades, relaciones humanas de diversa índole y que tendrá como finalidad hacernos entender que hay muchas maneras de existir, de ser humanos.

Por otro lado, estamos preparando la adaptación a guión del libro de relatos cortos de Andrés Guerrero, «El Amor es Demasiado Complicado», que pertenece a la colección Cuéntamelo Fácil, proyecto del Grupo AMÁS, que apuesta por la lectura inclusiva, abriendo las puertas a la comunicación y participación de nuevos lectores. El rodaje será el próximo mes de junio, en Bailén y será producido por YEYES FILMS.

¿En qué otros lugares de nuestra provincia te gustaría rodar?

Es difícil decantarse por un lugar de nuestra provincia como el mejor escenario para un rodaje, como queda reflejado en la lista de cortometrajes salidos del concurso Rodando por Jaén. Sin embargo a mí siempre se me van los ojos hacia la fábrica abandonada de óxido de hierro que hay en Las Infantas. Ese lugar podría ser un buen lugar para contar una de mis historias.

La verdad es que el mundo audiovisual me ha dado mucho. He podido encontrar en el camino muchos y muy buenos amigos, formar una gran familia en un Cuarto Verde y tener la suerte de compartir todo esto con mi familia. Y todo esto ofreciendo tan poco.

Etiquetas :

Comparte :