Ana Galán (Jaén, 1986) es actriz titulada en Arte Dramático por la ESAD de Córdoba. En 2010 realizó el Laboratorio Internacional de Actores con la compañía Atalaya de Sevilla, dirigida por Ricardo Iniesta. Se ha formado en máscara, verso, danza, canto, audiovisuales y esgrima escénica de la mano de maestros como Roberta Carreri, Isabel Úbeda, Ernesto Arias, Karmele Aramburu, José Carlos Plaza y Jesús Esperanza.

Desde sus comienzos centró su carrera profesional en el teatro y trabajó con diferentes compañías como actriz y esgrimista, creando y ejecutando coreografías para varios montajes. Antes de acabar sus estudios interpretó “El canto de un grillo” y “Púrpura”, dirigido por Francisco de Ana Díaz, de la compañía cordobesa Estigma Teatro.

En 2011 se trasladó a Madrid donde trabajó en “El precio” y “El nacimiento de mi violencia”, dirigida por Didier Otaola de Katum Teatro; “Los locos de Valencia”, dirigido por Juan Polanco en el Festival Clásico de Alcalá de Henares, y “Al Filo de Lope” en el Festival Clásico de Olite; “Anacleto se divorcia” y “La venganza de la Petra”, dirigido por José Luis Gago de la Compañía Lírica Ibérica; “El legado de Bernarda Alba o Las flores del rincón” dirigido por Mariano de Paco y “Trabajos de amor perdidos” dirigido por Miguel Cubero.

En 2014 fundó la compañía Barrococlown en la que trabajó como actriz, maestra de armas y vestuarista en “Carnaval Barroco”.

En 2016 visitó el Pirineo Aragonés y dio un giro a su vida. Allí descubrió que la cultura no es igual de accesible en todas las zonas, sobre todo en las de montaña, donde no llegan las obras de teatro de la ciudad ni los talleres de formación. Decidió quedarse y apostar por un proyecto de difusión cultural acercando el teatro, la danza y la música a los habitantes de los pequeños municipios a través de talleres y espectáculos con artistas comprometidos con la despoblación rural.

En 2020 regresó a Jaén y se sumergió en el mundo audiovisual participando como script en los cortometrajes Caricia de Sitoh Ortega y Hacia montañas azules de Javier Balaguer, seleccionado en el festival “Rodando por Jaén”.