Rosana Barranco (Martos, 1971) subió a un escenario por primera vez en 1997 de la mano de Antonio Hernández Centeno, para interpretar textos de Sergi Belbel. Su pasión por el teatro la llevó a trabajar en distintas compañías amateurs (“Lata de Conservas”, “Maestro Álvarez Alonso”) y a formarse con Fernando Piernas en Madrid, donde comenzó su despegue profesional.

Amplió su formación con Ana Laan (voz), Antón Valen (Clown), César Oliva, Juancho Calvo (interpretación a cámara), Pablo Messiez, Santi Senso, Julio Fraga, Carmen Pombero y Fernanda Orazi.

Su inquietud artística la llevó en 2007 a crear junto a otros compañeros el Festival de Música Independiente de Martos “Vértigo Estival”, a ponerse delante de una cámara en 2009 para dirigir y presentar el magazine musical “Alta Fidelidad” de una televisión local, a crear su propia compañía de teatro en 2012 (“Solivianto Teatro”) y a abrir en 2014 la Sala de Estar Señora Ciempiés de Jaén, una sala abierta a la cultura y a sus creadores, que hasta su cierre en 2016 acogió centenares de propuestas musicales, teatrales y plásticas.

En 2017 marchó a Sevilla para seguir desarrollando su carrera como actriz de teatro, que ha ido alternando con el audiovisual. Participó en el rodaje de la TV Movie sobre La Duquesa de Alba producida por Mediaset, en la película Carmina y Amén de Paco León, y recientemente la hemos visto en los cortometrajes Habitación 205 (2018, Josele García), Monstruos en el Silencio (2018, Luisa Medina) y próximamente en Alicia (Luisa Medina).